Saltar al contenido
espanaconhumor.net

Cuando llegas muy tarde a casa y tu mujer te esta esperando

De puntillas y manteniendo la respiración para que no descubra a que horas llega de parranda a casa, cualquier parecido con los humanos es pura casualidad.