Cuando ya no puede aguantar más

Seguro que no lo has visto…